“Depois de Marte”

Fernando_Casas-ARC117FC00Capa04

Fernando Casás

Fernando Casás

O artista plástico Fernando Casás é considerado um dos precursores dos movimentos Arte & natureza. De origem galega, passou grande parte da sua vida no Brasil onde, desde os anos sessenta, desenvolveu uma obra muitas vezes efêmera e sempre vinculada à passagem do tempo pela natureza. De recorte conceptual a sua obra apresenta-se como um constante diálogo com a Natureza.

Depois de Marte reflete a faceta mais intimista e minimalista das suas intervenções na natureza, resultante da acumulação de materiais que forçou o artista a procurar uma elaboração mais depurada e conceptual na qual, tanto os materiais como a linguagem usados não são definitórios, mas expressivos dos diferentes conceitos presentes na sua obra.

Exposição
18 maio a 08 setembro 2019
Museu Internacional de Escultura Contemporânea

Artista experimental que vive entre España y Brasil, Fernando Casás (Fernando Estarque Casás, Gondomar, 1946) ha desarrollado desde finales de los años sesenta una obra innovadora, siempre vinculada a la memoria, a la energía y al paso del tiempo, elaborando un proyecto personal y precursor de los movimientos de Arte & Naturaleza.

Nada mejor que pensar en Errante, una obra-en-curso, haciéndose desde 1969, para captar globalmente el sentido de su itinerario como artista. Comenzada al mismo tiempo que las obras de construcción de una central nuclear en Brasil, Errante consiste en una serie de intervenciones que forman ”una entrada intuitiva en la naturaleza, un experimento multisensorial, la tierra como obra de arte”. (Casás 1993).

JOSÉ JIMÉNEZ | Fernando Casás y la tierra como obra de arte

 

Desde el arte, la naturaleza hoy en día no puede abordarse sino de forma contradictoria y problemática. En primer lugar porque no existe la naturaleza como tal, en el sentido de un ámbito original intacto. Está intervenida en su totalidad, e incluso los espacios más salvajes lo son como resultado de un plan (artificial) de conservación. Por otro lado, su representación entraña siempre un componente ideológico. Basta repasar la historia del paisaje: colonialista-científico, inmobiliario, idealista… La dificultad de representar la naturaleza, además, está inscrita en su pura materialidad: toda representación de la naturaleza es en definitiva una naturaleza muerta. Además, cuando la representamos nos olvidamos de que lo hacemos a su costa. Perejaume, cuyo trabajo versa de forma ejemplar sobre esta problemática, escribía: Devolved el oro a la tierra, esparcid monte arriba el bronce, el mármol y el marfil para que representen aquello que ahora más les falta: el lugar del que salieron.

JOSÉ MARÍA PARREÑO | La enciclopedia de la primavera. Naturaleza y conocimiento en Fernando Casás

 

En algún momento Casás afirmó que sus obras eran huellas de inquietud que una leve brisa podría borrar para incorporarse a la naturaleza (…)

X. ANTÓN CASTRO | El Árbol como hierofanía, en Fernando Casás

—in FERNANDO CASÁS & El Arte de los Límites, Agulha Revista da Cultura # 117 | Agosto de 2018

 

Blog de WordPress.com.