Ana Mendieta


Ana Mendieta, Silueta, Yagui, 1973

Ana Mendieta
Imagen de Yagul
1973
Lifetime colour photograph
Glenstone
© The Estate of Ana Mendieta Collection, L.L.C.
Courtesy Galerie Lelong, New York and Paris and Alison Jacques Gallery, London

Silueta (1973-1980)

Cuando comenzó con su obra «Silueta» en la década de 1970, Ana fue una de los muchos artistas que experimentó con géneros emergentes como Land Art, Body Art y Performance. Posiblemente Ana Mendieta haya sido la primera persona en combinar dichos géneros, creando uno nuevo, al que bautizó como esculturas «earth-body».7 A menudo, ella utilizó su cuerpo desnudo para explorar y conectarse con la Tierra, como se ve en su obra Imagen de Yagul, de la serie Silueta en México, 1973-1977. La primera vez que Mendieta utilizó sangre para hacer arte fue en 1972, cuando creó la obra Sin título (Muerte de un pollo), en la cual estaba su cuerpo desnudo delante de una pared blanca sosteniendo por sus pies un pollo recién decapitado con sangre salpicada en su cuerpo desnudo.8 Consternada por la brutal violación y asesinato de Sara Ann Otten, una estudiante de enfermería de la Universidad de Iowa, Ana se untó con sangre y se ató a una mesa en el año 1973, invitando a la audiencia a dar testimonio.9 En la obra People Looking at Blood Moffitt (1973), una serie de fotografías, en la cual hay en la vereda un trapo con sangre derramada y un tránsito de gente aparentemente interminable que camina observando la sangre sin detenerse, hasta que el hombre de al lado (la vidriera de la tienda lleva el nombre H.F. Moffitt) sale para limpiarlo.9

Mendieta también creó la silueta femenina utilizando la naturaleza como su lienzo y su medio. Ella utilizó su cuerpo para crear siluetas en la hierba, en la arena y la suciedad y de fuego. Untitled (Ochún) (1981), llamada así por la diosa de las aguas de Santería, que una vez señaló hacia el sur desde la costa de Key Biscayne, Florida. Entierro del Ñañigo (Ñañigo Burial) (1976), con un título tomado del nombre popular de una hermandad religiosa afro-cubana, es un conjunto de velas negras en el suelo que forma el contorno del cuerpo de la artista.10 A través de estas obras, que cruzan las fronteras del performance, el cine y la fotografía, Mendieta exploraba su relación con el lugar, así como una relación mayor con la Madre Tierra o la figura de la «Gran Diosa».11

Ana Mendieta, 1978

Ana Mendieta
Untitled (Silueta Series)
1978
Gelatin silver print
20.3 x 25.4 cm
Solomon R. Guggenheim Museum

Mary Jane Jacob sugiere en su libro Ana Mendieta: The “Silueta” Series (1973-1980) que gran parte del trabajo de Mendieta fue influenciado por su interés en la religión Santería, así como una conexión con Cuba.7 Jacob atribuye al «uso ritualístico de la sangre»7 y el uso de la pólvora, la tierra y las rocas a los tradicionales rituales de Santería.7 Jacob también señala la importancia de la figura de la madre, refiriéndose a la deidad maya Ix Chel, la madre de los dioses.7

—in Wikipedia (la versión original actualizada, en inglés, de esta entrada se puede consultar este LINK)

Ana Mendieta, Itiba Cahubaba

Ana Mendieta
Itiba Cahubaba (Esculturas Rupestres) [Old Mother Blood (Rupestrian Sculptures)]
1982
Black-and-white photograph, box mounted, exhibition copy
Collection Ignacio C. Mendieta
© The Estate of Ana Mendieta Collection, L.L.C.
Courtesy Galerie Lelong, New York and Paris and Alison Jacques Gallery, London

Comentar

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.